Buscar
  • CulturaPop

UN BÁLSAMO PARA NUESTRA SOCIEDAD

Las ciencias numéricas hallan en los diagramas formas más didácticas de encontrar soluciones y demostraciones estadísticas que te acercan a las respuestas que estás buscando, en ese sentido existe un gráfico que describe el periodo de tiempo utilizado para captar una nueva tarea, a esta gráfica se le denomina CURVA DE APRENDIZAJE, ahí descubres en el eje horizontal el tiempo transcurrido y el eje vertical el número de éxitos alcanzados en ese periodo.

Toda organización humana, jurídica, empresarial, estatal, etcétera; entiende este concepto como un lapso de tiempo necesario para que un nuevo integrante se adapte a la cultura del lugar donde está ingresando, es una etapa crítica, porque se producen errores y aprendizajes que van en favor de quien asimila pero en detrimento del grupo, es un periodo que la empresa contempla y subvenciona, necesariamente, para que el nuevo integrante logre asimilar todos los procesos que se encuentran dentro de su gestión.

Dicho esto, existe una actividad en donde esa CURVA DE APRENDIZAJE debería ser casi imperceptible, prácticamente nula, usando la menor cantidad de tiempo posible; porque cada minuto de demora es un espacio que se le resta al crecimiento y salud de la sociedad, en política, una vez en al mando en países en desarrollo como el nuestro, no nos podemos dar el lujo de aprender sobre la marcha, situación que ha venido pasando en los últimos 200 años, la gran mayoría de gobiernos que se han hecho cargo de conducir el destino del estado, lo han hecho improvisando, usando el empirismo como fórmula imperfecta para tratar de ingeniarselas con resultados nefastos y lamentables.

La improvisación, el empirismo, la demagogia y el populismo son enfermedades sociales que felizmente tienen cura, el bálsamo para estos males radica en la educación, en cultivar a nuestra clase política para que las decisiones que tomen vayan de la mano de la ciencia, el estudio previo y el conocimiento de causa; pero, como hacer para que nuestros políticos se documente de manera eficiente?

Como en el cuerpo humano, lo que nos mantiene en pie es la columna vertebral, en una nación lo que se necesita son POLÍTICAS DE ESTADO, que en gran medida son los pilares que soportan el éxito de una sociedad, en ese sentido, desarrollar un política de estado que esté orientada a la educación de nuestra clase dirigencial, sería en gran medida la fórmula que nos llevaría a que nuestros gobernantes estén preparados para la enorme responsabilidad que implica el dirigir la gestión pública.

La idea consiste en crear un ¨colegio político¨, que tenga como principal función el cultivar el intelecto de todos los ciudadanos interesados en entregar su tiempo al gobierno, de tal manera que no importa tu orientación política, ni tu grado académico, si perteneces a un partido y estás interesado en postularte, el estado, luego de un examen psicológico para ver si realmente estás dentro del perfil, se encargaría de prepararte durante tres años en todas las materias que sean necesarias para estar en las condiciones éticas e intelectuales para dirigir a un pueblo, este colegio sería guiado por los principales intelectuales de nuestro país, con la asesoría de los gobiernos con mayor éxito social en el mundo, en este espacio destinado al trabajo intelectual se enseñaría: ética, estadistica, psicologia, historias, urbanismo, filosofía, gestión pública, retórica, matemáticas y todas las ciencias que puedan preparar a nuestros próximos dirigentes para salir directamente a gobernar y no perder ni un minuto en la azarosa curva de aprendizaje.

Es importante mencionar que este filtro intelectual sería de carácter obligatorio, pudiendo participar de él, sólo, los que estén en las condiciones psicológicas y emocionales que tal responsabilidad requiere, y solamente podrían postularse a los puestos gubernamentales, una vez terminado el curso, los que estén dentro del tercio superior.

Tener dirigentes cultivados, éticos y competitivos a nivel intelectual hará que sus decisiones y su manejo estén alineados a los más altos estándares mundiales y por consiguiente las decisiones que se tomen a nivel económico y social serán iniciativas apalancadas en la ciencia y no en la improvisación y en el ¨yo creo¨.

Hacer esto no es una necesidad, es una obligación.

Mauricio Martínez Muñiz

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo